La odisea del metrobús

Son las 8:07 de la mañana, al llegar al metrobús con cierta alegría (pués no hubo trafico en la pista) vi que el panorama era desolador. Ya que no se podía ni pasar por la cantidad de gente.
Vi que varia gente de la que usualmente veo cuando son 10 o 5 para las 8 aún seguía en la estación….

Cuando llegó el metrobúss, sencillamente no pudo ni abrir algunas de las puertas de lo lleno, obvio nadie pudo tampoco abordar la “unidá”. Con cara de decepción algunas decenas de usuarios que ahí estabamos, veiamos como se retiraba el citado transporte.
Pasaron unos 3 o 4 minutos antes de que vieramos llegar otro autobus, y además, vacío!!!!!!. Simplemente se detuvo, muy separado del andén, y un segundo después continuó su marcha ante la mirada de todos, unos viendolo con frustración, otros simplemente atonitos. Mientras, un tímido silvido le recordaba a su mamá al conductor.

Pero, por qué no abrio las puertas para que subieramos? Aunque pudiera ser que fue por lo separado que quedo del andén, no es así. Si no mas bien, imagina que si en Potrero, que segun los controladores de trafico del metrobus “No es una estación con mucha afluencia” estaba lleno, que podemos esperar en estaciones como La Raza o Buenavista!? Así que no hace falta ser genio para deducir que mandan autobuses vacíos a dichas estaciones.

Finalmente después de varios intentos y siendo las 9:00 pude subirme (no olviden que llegue a las 8:07).

Anuncios

Un comentario en “La odisea del metrobús

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s